martes, 23 de mayo de 2017

TRAZOS AUTOBIOGRÁFICOS 23 1966


En el cuarto año de medicina, ingreso al grupo E4, ya nuestra actividad es únicamente hospitalaria, rotamos por El Hospital Colonia y el Centro Médico La Raza; las clases sumamente interesantes, alrededor de la clínica y la patología. Continuó como pasante de la Cruz Roja en Monterrey y Durango, Colonia Roma.
Termina mi vena artística como “poeta” y cometo el error de quemar un cuaderno en el que anotaba apuntes como: “Se sincera y no uses el engaño y si no me quieres dímelo, que después de esto ya nada me hará daño, pues nadie puede ya matar a un muerto”.

Mi papá trabajaba como Agente del Ministerio Público en Acapulco y me da la indicación que le lleve su carro, ese es mi primer reto importante en carretera, afortunadamente sin ningún problema, ni para la parte humana ni para la mecánica.
Con mis mejores amigos de la época voy a la ciudad de Guanajuato, me encanta y me deja impresionado la combinación de callejones, estudiantina y edificaciones coloniales.

Además soy asiduo del Sanatorio Coahuila, ayudo a mi tío y soy tutorado por una especie de “residente” el Dr. Andrés Cruz Vega. Cada una de las experiencias médicas asimiladas, me servirían después, sobre todo en el servicio social.
Ese año sucede un hecho trascendente en el resto de mi vida, en singular coincidencia, en dos transportes públicos, en diferente tiempo, conozco a Rosita, la mujer con la hice una linda familia, compañera y apoyo total de siempre.
La visito en la clínica 8 con motivo de una amigdalotomía y  en su casa, pues estuvo varios meses con un corsee de yeso ortopédico.


En una ocasión que la acompañaba rumbo a su casa, ambos vimos en el firmamento unas luces, que agrupadas se trasladaban a gran velocidad, nunca supimos de que se trataba realmente y jamás las volvimos a ver.

lunes, 15 de mayo de 2017

Ciudades y Países Notables IV

PORTADA



CONTENIDO




3ra. de forros



CONTRAPORTADA


sábado, 13 de mayo de 2017

Ciudades y Países Notables III

PORTADA



CONTENIDO




CONTRAPORTADA


jueves, 11 de mayo de 2017

Ciudades y Países Notables II

PORTADA


CONTENIDO


CONTRAPORTADA


sábado, 6 de mayo de 2017

Ciudades y Países Notables I

PORTADA

CONTENIDO



CONTRAPORTADA




sábado, 29 de abril de 2017

Documentos Retro: 02 PROMOVER LA SALUD, RESPONSABILIDAD DE TODOS

"Los Medios Masivos de Comunicación comprometidos con ofrecer información verídica y confiable basada en la evidencia, juegan un papel muy importante en la educación para la salud"


No cabe duda que para lograr  un mejor estado de salud individual y colectiva se requiere de la suma de las acciones de la población, los servicios de salud, las autoridades sanitarias y otros sectores sociales y productivos.

Este documento pretende esbozar la promoción de la salud como un derecho-deber del cuál nadie debería estar exento durante todo el proceso salud-enfermedad,  ya que las fallas de un individuo o de varios grupos en su cuidado pueden tener una alta externalidad y dañar incluso a aquellas personas que entusiasta y responsablemente impulsan estilos de vida saludable a la vez que reciben buena atención de servicios para la salud.

La Promoción de la Salud  se conceptualiza como el conjunto de intervenciones del Estado y la Sociedad Civil que acumulan condiciones saludables, así como los estilos de vida que incluyen el autocuidado, para modificar la conducta impulsando hábitos saludables sostenibles. Ambas situaciones convergen eliminando los factores de riesgo y previniendo y/o manejando adecuadamente los daños.

La Promoción de la Salud tiene como objetivo lograr mayor y mejor bienestar de las personas, que por nuestra naturaleza pasamos de una fase en la que eventualmente predomina el bienestar a otra fase tardía, inevitablemente de deterioro que puede alternar o predominar en el ciclo de vida.  

Un esquema ilustrativo de las fases de la vida humana normal, para una persona contemporánea,  en condiciones óptimas, nos señala que del inicio de la vida extrauterina (nacimiento) al cese funcional de la existencia humana terrenal (muerte) puede aspirar a sumar 81.6 años de edad, de los cuáles 62.8 corresponderían a un período de bienestar (esperanza de vida activa) y 18.8 a uno de deterioro.

A la vez el deterioro se subdivide en 1.8 años de deterioro por limitación, 15.5 de deterioro por incapacidad y 1.5 de deterioro intrainstitucional (hospitalario). Éste último por cierto el más oneroso de nuestra existencia.

No basta con aumentar la cantidad de vida, extendiendo el tiempo de nuestra existencia, pero prolongándolo a expensas del deterioro, porque eso es vivir más, pero peor. Operativamente la promoción de la salud, es lograr mejor calidad de vida, extendiendo el tiempo de bienestar y comprimiendo el período de deterioro a su mínima expresión, es decir vivir más tiempo y con mejor estado de salud.


La Capacidad resolutiva de los problemas de salud en un modelo regionalizado y estratificado por niveles de atención transita desde el autocuidado a la atención institucional.

El autocuidado es una forma voluntaria y sistemática de actividades dirigidas a conservar la salud y prevenir enfermedades adoptando estilos de vida saludables. Su efectividad depende en gran parte de la calidad de la información que reciben las personas en un proceso de información, comprensión, compromiso, por lo que los Medios Masivos de Comunicación, sabiéndolo o no, queriéndolo o no, tienen un papel muy importante en la educación para la salud y un compromiso inalienable de ofrecer información verídica y confiable basada en la evidencia. La Comunicación Social es Responsabilidad del Estado y de la Sociedad Civil.

Otro actor importante en catalizar información adecuada en la educación para la salud para obtener cambios de estilos de vida es el personal docente y por supuesto la propia familia. La solidaridad del grupo familiar en etapas críticas, también es un tipo de autocuidado.

Los voluntarios y los promotores de la salud con sus acciones en la eliminación de factores de riesgo, son determinantes para lograr un entorno saludable.

El cuidado Institucional de la salud se refiere a las instancias formales de índole social responsables de las acciones de protección específica para prevenir el daño, del manejo de los daños instalados, desde los frecuentes y sencillos, hasta los raros y complejos, tanto en el ámbito ambulatorio como en el hospitalario, a través del concurso de la voluntad y espíritu del servicio de auxiliares, técnicos y profesionales.

En síntesis la calidad de vida es la acumulación colectiva de condiciones de vida (eficiencia y equidad) en una suma venturosa, de estilos de vida saludable (fomento de la salud) resultado de cambios de comportamiento que modifican la conducta personal.

Las condiciones de vida son del ámbito de la ética social, mejorar el entorno y el equipamiento social para que sean propicios, es responsabilidad estatal a la vez que un derecho ciudadano; pudiendo instrumentarse a partir de políticas saludables sobre campos tan diversos como la educación, el trabajo, la vivienda, la disponibilidad alimentaria, los medios y vías de transporte y la recreación, en ámbitos del hogar, la escuela y la ecología.

Esencial resulta entre las condiciones el modelo de atención integral (preventiva, curativa y rehabilitatoria)  y la disponibilidad de servicios de calidad, accesibles y oportunos, idealmente uno de cobertura universal en donde nadie debería de quedar fuera, por pobre que sea y por alejado que esté, haciendo hincapié, a un arreglo basado en la necesidad y con un enfoque preventivo. Si no se puede atender a todos, dar prioridad a los más necesitados, lo que puede derivar en un conflicto con la eficiencia, pues necesariamente resultaría más caro.


La producción de salud es un efecto de acumulación a desacumulación de condiciones de vida.

Los estilos de vida son de la ética personal de los actos, a la vez que son un derecho (respetando la dignidad humana, la autonomía, el consentimiento informado y la libre elección)  es un deber personal y familiar la responsabilidad y convicción de obtener hábitos y conductas saludables.

La modificación de hábitos y conducta, el fomento a la salud, la información veraz y confiable determinan los estilos de vida. Promover la salud, como un derecho-deber, es responsabilidad de todos.


ANAGRAMA 02: Canela para la cena